Ambientación:¿Cambiar de olor o no?

Cuando contratas los servicios de una Empresa de Ambientación, debes tomar algunas decisiones. Una de las primeras es si lo haces para personalizar tu negocio o para los que trabajáis en él. La intención en el primer caso es darle un aroma concreto que los clientes identifiquen con tu local. Por el contrario, la intención en el segundo caso es que las personas que trabajáis en él disfrutéis de un ambiente de trabajo agradable.

En el primer caso, lo ideal es buscar el aroma que creas que mejor se asocia con tu negocio. En cuanto des con él, lo mejor es mantenerlo. Esto trae consigo una consecuencia. Al cabo de algún tiempo, quienes estén constantemente oliendo el perfume elegido, dejarán de percibirlo. No te preocupes, los clientes acabarán asociando esa Ambientación concreta con tu empresa. Así te proporcionará el mejor de los canales de publicidad; el sentido del olfato.

Para el segundo supuesto, lo mejor que puedes hacer es ir cambiando periódicamente de aroma, por lo que es importante que la empresa que contrates disponga de un amplio catálogo de olores. También hay que tener en cuenta las preferencias de quienes van a trabajar con el perfume elegido, ya que una buena elección contribuirá de forma muy positiva a mejorar el ambiente de trabajo y, en consecuencia, la productividad.

Si deseas saber más sobre esta cuestión, no dudes en pasarte por nuestra Página de Contacto. Solicita cuanta información desees.